Gerhard Richter’s painting process is an obsession for many practicing artists; I guess I’m not being very original on this one. Here it is portrayed with beauty in an almost hypnotic manner.

 

 

El proceso pictórico de Gerhard Richter es una obsesión para muchos practicantes del arte; supongo que aquí no estoy siendo muy original. Aquí queda plasmado con belleza y de una manera casi hipnótica.